Parkinson

La Enfermedad de Parkinson

La enfermedad de parkinson se produce por una lesión en un núcleo del cerebro que es
la sustancia negra. Hasta ahora, se desconoce la causa de tal lesión. En la sustancia
negra las neuronas producen dopamina para poder comunicarse con otras neuronas
que son necesarias para el movimiento y para otras funciones cerebrales. En la
enfermedad de Parkinson, las neuronas de la sustancia negra se van atrofiando y
envejeciendo antes de tiempo. Según van muriendo las células, se deja de producir
dopamina, el resultado es que cada vez hay menos neurotransmisores y las neuronas no
pueden comunicarse con los circuitos del movimiento. Es entonces cuando aparecen los
síntomas del Parkinson.

Síntomas

El Parkinson no es sólo temblor. Sus síntomas son muy variados, pero los que destacan
son los síntomas motores: el temblor, la falta de movilidad la rigidez.
El temblor de reposo es típico y suele comenzar en una mano. Se debe insistir en que
muchas personas con Parkinson no tiemblan y que no todos los temblores son
Parkinson.

Lo que más caracteriza a esta enfermedad, no es el temblor sino la falta de movilidad.
Hipocinesia (poco movimiento) y bradicinesia (movimiento lento). La persona con
Parkinson, efectúa muy pocos movimientos y además muy lentos, pasos pequeños,
apenas balancea los brazos al andar, tienen una postura característica, con la cabeza y
tronco inclinados hacia adelante. En otras ocasiones tienen un cambio en la marcha
caracterizada por una aceleración de la misma con inclinación del cuerpo hacia adelante
(fascinación).

La falta de movilidad se nota en la cara, hipomímica, sin expresión, como si tuvieran una
máscara, algunos neurólogos lo llaman “cara de póker”. Hasta el parpadeo es pobre y
da la sensación de que tienen los ojos muy abiertos.
El temblor y la lentitud de movimientos, se observan a simple vista, sin embargo la
rigidez sólo es visible cuando se explora al paciente.

Otro síntoma importante es la alteración de los reflejos posturales. A la persona con
Parkinson le fallan los reflejos si se le da un pequeño empujón y también cuando andan.
Sufren muchas caídas y miran al suelo para compensar.

Los síntomas no motores son muchos y variados y se debe prestar atención a ellos. Muy
frecuentes los síntomas digestivos como el babeo, la dificultad para tragar, eructos o
vaciado lento del estómago, y sobre todo el estreñimiento. Problemas en el habla,
disminuye el volumen de la voz, la letra se hace muy pequeña (micro escritura).

También hay que prestar atención a los problemas cardio vasculares, como arritmias y
bajadas de tensión.

Es frecuente que tengan que ir muchas veces al baño o que tengan que ir de forma
urgente. La incontinencia, como tal, es más rara.

Trastornos sexuales, disminución de la lívido y a veces la impotencia coexiste con una
hiper sexualidad mental.

También se afectan los músculos, las articulaciones o los huesos y la piel. A veces con
sudoración excesiva, o intolerancia al calor.

Se dice que la persona con parkinson tiene unos rasgos de personalidad típicos:
meticuloso, trabajador, puntual, controlador, anticipatorio, pesimista, no dado a
aventuras, evita los riesgos y no disfruta adecuadamente.

La Depresión frecuente y a veces le precede. La persona con Parkinson no tiene
demencia, y en los casos en los que aparece lo hace después de muchos años de
evolución. Es frecuente un deterioro cognitivo leve, piensan lento.

Los cambios de conducta que pueden surgir por la falta de dopamina o por efecto
secundario de la medicación es importante conocerlos. Las personas con Parkinson
pueden sufrir alteraciones del estado de ánimo: miedo, desánimo, ansiedad, pérdida de
interés, tristeza. También sufren trastornos del sueño, alteraciones en la memoria y
dificultad en la concentración.

Cambios en la conducta como trastorno en el control de impulsos, uso compulsivo de la
medicación, o repetidos comportamientos sin objetivo y que no son productivos.
También pueden surgir Alucinaciones (sobre todo visuales) y delirios. Que pueden ser
producidos por la medicación. Hay que estar atentos y comentarlo al neurólogo si
aparecen.

Diagnóstico y Tratamiento

El diagnóstico de Parkinson, se hace viendo y explorando al paciente y si se hace
resonancia o TAC, se hace para descartar otras patologías.
El tratamiento del Parkinson es muy variado, no es suficiente con los medicamentos,
hay que hacer una rehabilitación física y psíquica. También la cirugía es una opción en
algunos casos.

El principal medicamento para la enfermedad de Parkinson sigue siendo la levodopa
(Sinemet, Madopar o Stalevo, entre otros).
Los agonistas dopaminérgicos que ayudan a aumentar la dopamina son el Mirapexin,
Requip, o parches de Rotigotina (Neupro), el Azilet o el Pluriment.

Cuando la enfermedad está muy avanzada, puede usarse la apomorfina inyectable o la
bomba de duodopa. En cirugía la estimulación cerebral profunda.
La dieta también es importante, es importante llevar una dieta equilibrada rica en
antioxidantes y que ingieran alimentos que les proporcionen los nutrientes necesarios
para fortalecer sus huesos, particularmente calcio, magnesio y vitaminas D y K. Es
fundamental, tomar las proteínas por la noche para que la medicación no interaccione
con la levodopa. También es importante que se expongan al sol regularmente (ya que
este proporciona vitamina D, que fortalece los huesos), y que realicen ejercicios de
soporte de peso, tales como caminar. El ejercicio es fundamental, está demostrado que
caminar aumenta los niveles de dopamina. El ejercicio físico mejora la movilidad, la
postura y el equilibrio.

Por otro lado hay que beber mucha agua para evitar la deshidratación ya que los medicamentos pueden
aumentar el riesgo de deshidratación. Introducir fibra para evitar el estreñimiento.
Un tratamiento multidisciplinar es fundamental en la enfermedad de Parkinson. Incluye
la Fisioterapia, Logopedia, Psicología y Terapia Ocupacional. Además la Psicoeducación
nos permite reconocer aquellos síntomas que vayan apareciendo físicos, cognitivos,
anímicos y conductuales para poder hacerlos frente. Cuando se diagnostica la
enfermedad de Parkinson es necesario cambiar la actitud vital, disfrutar, pensar en
positivo. La ilusión mejora la sustancia negra.
Julia Galán Psicóloga

Bibliografía
https://www.mscbs.gob.es/biblioPublic/publicaciones/docs/vol28_3parkinson.pdf
https://www.youtube.com/watch?v=W7syOIPSHfc
https://www.serdomas.es/cambios-de-conducta-en-personas-con-parkinson/
https://www.parkinson.org/sites/default/files/Importancia_de_la_nutricion.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.
Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies